Mi primer amor, mi amor de colegio.

el

Ha pasado mucho desde la última vez que pensé en él.

Ya no pienso en sus ojos,

unos ojos de los que me enamoré;

unos ojos que aman muchas

y que muchos podrían odiar.

 

Ya no pienso en su sonrisa,

una sonrisa que podría iluminar hasta el más oscuro de mis días.

 

Ya no pienso en su risa,

una risa que alegraba mi alma.

 

Ya no pienso en lo que me hacía sentir.

Ya no pienso en el sufrimiento que sentí junto a él,

o en la alegría que alguna vez sentí a su lado.

Ya no pienso en cada vez que me humilló,

en cada vez que me recordaba

que yo sólo era una perra faldera

que hacía todo lo que él quería.

 

Ya no pienso en cada vez que me recordaba,

que yo sólo era un juego para él.

 

Ya no pienso en su voz,

una voz, que podría reconocer a kilómetros de distancia,

una voz, que lograba alterar mis nervios,

o matarme de emoción.

 

Ya no pienso en sus miradas discretas a través del pasillo,

ya no significan nada para mí.

 

Ya no pienso en ti, espero lo sepas.

Ya no significas nada para mí.

Ya no te amo.

Ya no te necesito.

Fuiste mi primer amor.

Mi amor de colegio.

Por “Sol de Invierno”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s