Modelos de Naciones… una experiencia que nos hace crecer

Un Modelo de Naciones Unidas, conocido también como MUN (siglas en inglés de Model United Nations) es un simulacro o representación del Sistema de naciones en el que participan estudiantes de colegios. Muchos chicos ven desde lejos esta actividad y pensando en ellos, quise tomar el espacio del periódico El Pulpo para que toda la comunidad los conozca más a fondo. Quiero contar mi experiencia, porque considero que participar en ellos se ha convertido en una parte crucial para mi crecimiento personal y académico.

Mi primer modelo fue el Euromodelo cuando tenía alrededor de unos 12 años de edad y cursaba klasse 8, estaba asustada, nerviosa, anonadada porque el año anterior había sido veedora de este evento. En mi mente no podía concebir que personas de mi misma edad (relativamente) estuvieran tan preocupados por el mundo, por su ciudad, por su país, por su continente. Siempre me había interesado por las Ciencias Sociales, la filosofía y las letras pero jamás vi la oportunidad o la posibilidad de poder emplearlas en mi vida, más allá del ámbito académico de los exámenes, test o quizes del colegio.

Recuerdo muy bien el día en que Mery me preguntó si quería ser parte del Euromodelo, sin dudarlo dije que sí porque pensaba que solamente iba a ser una experiencia para participar por tres días en los debates de estudiantes que defendían solo dos opiniones: derecha o izquierda y en ese entonces, creía que solo se trataba de vestirme elegante y presenciar la disputa. En esa primera experiencia, preparé mi papel de trabajo lo mejor posible, – ahora con más experiencia- puedo asegurar que esta preparación fue muy superficial porque solamente contaba con pre ambulatorias y resolutivas que se hacen solamente cuando el comité o la comisión no cuenta con el tiempo suficiente, y que carecía de contexto y de especificación de cómo iba a ser llevada a cabo la propuesta.

Una vez allí, me senté, mis manos temblaban y después de la lectura del primer papel de trabajo fui escogida “aleatoriamente” por el presidente para la primera intervención de un debate formal. Fue un total fiasco, parecía más respuesta de reina que argumento. Recuerdo algunos apellidos de las personas con las que compartí comisión. Recuerdo ver mi cara entre tanta gente mayor que yo, inmediatamente me di cuenta de que era la menor y me asusté por el resto del día, no dije todo lo que tenía planeado decir por miedo, ese simple miedo que no me dejó avanzar por temor a equivocarme.

Pero las cosas cambian y son esas experiencias las que nos hacen crecer. Ahora que he tenido la fortuna de ser presidenta en otros modelos y de madurar como mujer, me doy cuenta que es normal estar así, “nadie nace aprendido”, la vida está en constante cambio y de cada situación se aprende algo diferente, esto no lo había comprendido algunos años atrás..

Pero al día siguiente, de esa primera experiencia,  cuando creí haber superado el miedo, me levanté para hacer intervenciones y para participar en el debate, el tema era el conflicto colombiano entre el gobierno y las FARC. Estaba muy feliz con mi desempeño de ese día,  sentía confianza y  participaba en el debate con mayor propiedad. Pero desconocía que iba a tener una experiencia más fuerte de lo que yo misma creía: el vicepresidente de ese año, destrozó mi papel de trabajo, otra vez con buenos argumentos. Eso me hizo sentir muy mal, me sentía impotente porque por primera vez una persona había destrozado mis argumentos. Estaba acostumbrada a siempre ser la mejor en la clase, a tener la última opinión o más bien la absoluta verdad, hasta que ese joven de Klasse 11 me destrozó y no me destrozó con insultos ni gritos, lo hizo con argumentos, coherencia. Señaló sin contemplación y con absoluta convicción todo lo que le faltaba a mi papel de trabajo. Esa experiencia me aportó muchísimo porque ahora voy mejor preparada a cada debate y no me olvido de esa experiencia, y en cada modelo trato de defender a los que les pasa lo mismo, porque sé lo difícil que es estar en esa situación, sin apoyo ni colaboración.

Ahora pocos creerían que pasé por esta experiencia, donde incluso algunos compañeros  de  mi edad no me ayudaron, días antes me llenaron de complejos y hasta hiperbolizaron la experiencia de la participación en los modelos. Las personas que participaban en ellos eran descritas como malas personas, sin pudor ni educación, me hicieron sentir muy mal, me dieron a entender que no tenía las capacidades o el conocimiento necesario para “triunfar en modelos”. Hoy se quién soy, sé que puedo conseguir todo lo que me proponga con esfuerzo, disciplina y dedicación sin demeritar, ni pisotear, ni desprestigiar a nadie para lograr mis metas.

Ese día me marcó y me dejó reflexionando lo siguiente: Tenía dos opciones, la primera, era dejarme derrumbar por la tristeza y no volver a intentarlo de nuevo y la segunda, era volver el próximo año mucho más preparada, con mejores con argumentos, información para poder manejar cualquier situación y no permitir que esa incómoda e impotente situación se repitiera.

¿Adivina que opción elegí? La segunda, la más difícil y la que exigía mayor esfuerzo, fue un error tomarlo a personal pero no lo fue prepararme y argumentar sólidamente. Es la clave del éxito para todo en la vida, saber decir las cosas a tal punto de convencer a las demás personas de que tu idea, aunque no es mejor ni peor que la de nadie, es la más sólida y factible.

Así que al año siguiente me volví a escribir en el Euromodelo, en una de las comisiones más difíciles, la 7 era de economía. No sabía ni cómo se hacía un presupuesto, a duras penas sabía que en Europa se usaba el Euro. Así que, como no sabía nada, pregunté a profesores, libros y Youtube. Empecé a investigar, a leer y aprender todo lo que pude en menos de un mes combinando economía con historia, negocios y relaciones internacionales. Aprendí a lo que se le denomina PIB, PIB per cápita, egreso, ingreso, superávit, deficit, TLC, inversión a largo o corto plazo, la diferencia entre crisis económica y crisis financiera, la relación que existe entre el dólar y el barril de petróleo. La inconformidad de algunos países que utilizan el Euro y tienen mayores recursos con los países que se encuentran en crisis. Para los que me preguntan ¿Lina, esto para qué te va a servir en la vida? Mi respuesta es siempre la misma: El conocimiento no tiene que servir para algo, pero tiene la capacidad de sacarte de la ignorancia, te permite ver más allá y te ayuda a no ser manipulable y a entender lo que pasa y puede pasar a tu alrededor.

En el segundo año, presenté mi papel de trabajo y debatí con pasión y argumentos. Los presidentes dijeron que tuve uno de los mejores papeles de trabajo, agregaron que nunca antes habían visto una niña tan joven de Klasse 9 enfrentarse a los que ellos llamaban “monstruos del debate” jóvenes acostumbrados a asistir este tipo de eventos casi todos los fines de semana con el único fin de ser los mejores y de ganar premios. Después fui escogida por el área de Individuos y Sociedad y el departamento de inglés para participar en foros, y modelos. A ellos, estos profesores, siempre les estaré agradecida por confiar en mis habilidades cuando ni yo misma lo hacía.

Yo simplemente veo los modelos, ahora como una oportunidad de divertirme, hacer amigos y aprender. Actualmente llevo más de 15 modelos, en cada una aprendido algo nuevo y comparto, hablo y difiero con personas, de mi misma edad, con opiniones opuestas a las mías, gente que no tiene miedo a ser odiada por dar su opinión, sincera, directa y honesta, aunque también hay personas egoístas, autoritarias, superfluas e irrespetuosas (como todo en la vida) he aprendido a sobrellevarlas y ellos a sobrellevarme a mí. He tenido la fortuna de contar con amigos, alegres, bondadosos, tranquilos (en ocasiones) que me acompañan representando al colegio en cada uno de estos eventos a quienes quiero, porque somos (aunque suene muy cliché) una familia con subidas y bajadas, problemas y momentos gratos, aunque algunos de ellos ya se hayan graduado están en mi corazón.

Creo que hoy le tengo que agradecer a ese vicepresidente del Euromodelo por haberme convertido en una persona más resiliente y más benevolente.

Quise contarles mi historia para animarlos a participar en el club de debate, Mauricio, Angelo, MC, Gabriel, Marú, Said, Majo, Majo y yo en conjunto con el área de Individuos y Sociedades estaremos contentos por su inscripción y participación, los invitamos a hacer parte de esta familia.

Por Lina Rodríguez Klasse 12C

Capitana (e) de Modelos 2017-2018

Un comentario Agrega el tuyo

  1. JOSE CARLOS VENDRIES RAMIREZ dice:

    Buena experiencia y actitud.!.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s