Poemas de Eugenia y Victor

POEMA DE EUGENIA

Por las desdichas de mi vida muy sola yo me he quedado
Más mi familia y mi piano incondicionalmente allí han estado
Esa presencia tan fastidiosa y similar a la de Augusto
Son solo un recuerdo de mi pasado tan oscuro

Los hombres más que desgracia no han sido en mi recorrido
Mi novio, mi prometido tan vago como mi tío
Ni para celarme de ese perro alzaste siquiera un dedo
Pero mi amor y mi devoción serán de tu devoción
Porque tú querido mío eres el hombre que yo elegido

No necesito de un hombre, me sobra tu simpatía
Augusto niñito rico yo tengo mi dignidad
Yo sola saldré adelante, la fuerza rebosara
¿una pequeña casa? Te falta para comprarme
Ni mi cuerpo ni mi alma serán de tu antología
Pues sola hasta aquí he llegado y sola lo he terminado

Sin embargo tu resistencia y esos ojos me han conmovido
Tu súplica de mendigo perturba este equilibrio
Por esto lamento ahora la crueldad de todos mis actos
Y desde este mundo te canto la gratitud que te has ganado

Liliana Pino K12

POEMA DE VICTOR

¡Oh! Augusto amigo porque tan temprano partiste
La vida fue dura contigo y aún amar pudiste
Mientras ella ahí estaba atenta a tu vida, la chica que te ama la chica que mimas
La otra paseaba con ese Mauricio y cegado por sus ojos caíste en el limbo

Que es el amor sino más que un engaño, una esperanza y una ilusión
Qué fue de tu vida? Hombre afectuoso que toda su vida amando pasó
Amaste a la hembra y amaste a tu Eugenia amaste a todas las que pasaron por la acera
Pasaste del todo a una hermosura y luego de esta a todas las bellas

En donde te encuentras? en donde te hallas? Será que llegaste a la meta deseada
Porque no luchaste? Por qué te rendiste? Y dejaste por fuera a tu gran fiel amigo
Será que lograste encontrar la ataraxia
Que tanto buscabas y nunca encontrabas
Ay don Augusto quisiera tenerte pasear junto a ti antes de tu muerte
Quizá en el casino, tal vez en el parque pero verte la cara antes que te marches

Tú siempre dudaste de ti y de todo
Vivías en tu niebla cambiante inseguro
Paseando en la calle inestable en lo oscuro
De ti se burlaban Eugenia y yo, Víctor
Ya no lo aguantabas el dolor que sufrías
Y tú al devorarte pero ay! qué sentido fue tan literal qué llegaste al suicidio

Valeria El Forzoli K12

Un comentario Agrega el tuyo

  1. José Carlos Vendries Ramirez dice:

    Muy buen aporte literario.

    Que este espacio poético de El Pulpo logre reflejar el espíritu literario del Colegio (Volksgeist ?). Que los expertos opinen y las publicaciones lo confirmen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s